Consejos del Uso del Agua - UTE PRESAS GOBIERNO DE EXTREMADURA

Vaya al Contenido

Menu Principal

Consejos del Uso del Agua



BREVE REFLEXIÓN: NECESIDAD DEL AGUA Y DE LAS PRESAS











Los ríos españoles son irregulares debido a las estaciones, que hacen que se sequen en verano. Para poder disponer de agua suficiente se han construido presas que almacenan el agua en la época de lluvias, regulan el caudal del río para evitar inundaciones y se pueden aprovechar para obtener energía hidroeléctrica.

La política del agua en España se ha basado en el aumento de recursos hídricos, esto ha hecho que España sea el cuarto país del mundo con un mayor número de grandes presas (1.200) y que apenas queden ríos sin regular.

El uso urbano supone entre el 8 y 10 por ciento del consumo de agua. Este porcentaje se prevé que aumente por el desarrollo del turismo, precisamente en las zonas donde el agua es más escasa y se emplea con finalidades de ocio (zonas verdes, piscinas, campos de golf, etc.).

Uno de los motivos por los que no hay una buena cultura del agua en España es por el bajo precio que tiene este bien en nuestro país. Este bajo coste hace que se desperdicie tanta agua. Este precio no cubre los gastos de extracción y tratamiento que se realizan para el consumo del agua. El agua se considera un bien público y los gastos que ocasiona se cargan a la masa global de impuestos pagados entre todos los ciudadanos.

Pero no sólo el coste para los ciudadanos es lo que nos debe llevar a mirar más por este bien, sino que su carácter de escasa e irregular en nuestro país – que a su vez encarece su valor- es lo que nos debe concienciar para no desperdiciar ni una gota.

El agua es un recurso que tiene una gran incidencia en el medio que nos rodea, por ello debemos tratar de hacer un uso adecuado y sostenible de la misma. La creciente necesidad de lograr el equilibrio hidrológico que asegure el abasto suficiente de agua a la población se logrará armonizando la disponibilidad natural con las extracciones del recurso mediante el uso eficiente del agua.





Cada pequeño detalle que nos haga ahorrar en el consumo de agua en nuestra rutina diaria contribuirá de forma directa a un entorno más sostenible y más beneficioso para todos. Estos pequeños cambios en nuestros hábitos diarios pueden contribuir enormemente a la economía del agua en nuestra ciudad.

A continuación se proponen una serie de consejos prácticos para el buen uso del agua, y desde aquí se anima a la población a participar activamente en el cuidado de uno de los recursos más preciados de nuestro planeta.




CONSEJOS PRÁCTICOS PARA EL BUEN USO DEL AGUA




GRIFOS

Cerremos los grifos mientras no utilicemos el agua (mientras nos enjabonamos las manos, nos lavamos los dientes o nos afeitamos, fregamos los platos...). No dejes correr el agua y utilízala sólo cuando realmente la necesites.
Deben repararse los grifos que pierden agua, y revisar si existen otras fugas en la instalación. Un grifo que gotea gasta hasta 30 l/día.
Incorporemos a los grifos dispositivos reductores del caudal o aireadores que reducen el consumo hasta un 50%; son baratos y sencillos de colocar ya que se enroscan en los grifos.
Si tenemos que cambiar los grifos, pongámoslos de tipo monomando, su consumo de agua es de 6 a 8 l/min frente a los 12 l/min de consumo de un grifo normal.



LA CISTERNA DEL VÁTER

No utilicemos el váter como papelera, dado que con cada descarga se vierten entre 6 y 10 litros de agua (e incluso 15 litros en determinados modelos). Racionalicemos al máximo su uso.
Los inodoros con pulsador/tirador son los más comunes de los que funcionan con gravedad, donde la cisterna está adosada a la taza. La descarga de 9 – 10 litros se realiza a cada uso mediante un pulsador o un tirador.
Los inodoros con cisterna adosada a la taza pueden ahorrar agua mediante la incorporación de un sistema de interrupción de descarga que permite escoger al usuario entre dos volúmenes distintos de descarga de agua (6 - 9 litros ó 3 - 4 litros) o mediante el paro voluntario de la descarga al volver a pulsar el botón. Algunos nuevos inodoros tienen estos dispositivos de origen, aunque su eficiencia está vinculada al conocimiento y al empleo de esta medida por los usuarios.
Otra solución casera cuando no sea posible colocar estos sistemas sería colocar una botella llena dentro del depósito, así reducimos el volumen de agua almacenada y por lo tanto el volumen de agua de la descarga.
También debemos averiguar si el inodoro tiene fugas, ya puede gastar 200 000 litros al año!




LA DUCHA

Si nos duchamos en vez de bañarnos, ahorraremos mucha agua. Mientras que una bañera llena gasta unos 300 litros, si nos duchamos gastamos unos 50 litros.
También hay dispositivos reductores del caudal para los grifos de las duchas, colocados en la entrada de los cabezales, que nos ayudan a ahorrar hasta el 50 % de agua.
Podemos guardar en un recipiente el agua que sale fría mientras esperamos a que salga la caliente, y reutilizar esta agua. También podemos ahorrar agua cerrando el grifo mientras nos enjabonamos y dándonos duchas cortas.
Si tenemos que cambiar el grifo de la ducha, los grifos monomando son muy indicados, ya que ahorraremos el agua derivada de la búsqueda de la temperatura ideal.



LAVADORA

La colada representa el 20% del consumo de agua dentro de la casa. Una lavadora antigua gasta unos 200 litros de agua en cada lavado, mientras que una de bajo consumo sólo gasta 50 litros. Debemos utilizarla con la carga completa y seleccionar el programa adecuado en función del tipo de ropa y de suciedad. También se debe evitar el prelavado en la lavadora siempre que sea posible.
Se debe ajustar la dosis de detergente según la dureza del agua. Un agua blanda necesita menos detergente que un agua dura. La dosis de detergente en función de la dureza del agua está incluida en las recomendaciones de uso en los envases de detergentes. Para conocer si el agua de su ciudad es “blanda, dura o muy dura” se puede dirigir directamente al servicio de agua de su ciudad o a la empresa que gestiona este servicio. Para conocer la dureza también puede lavarse las manos con jabón: si hace mucha espuma, el agua es blanda, si le cuesta mucho formar espuma se encuentra ante agua dura.


Dureza en mg/l de CaCO3
Blanda 0 - 75

Poco dura 75 -150

Dura 150 - 300

Muy dura > 300

en el mercado lavadoras «inteligentes» que regulan el consumo de agua según las características de la colada; en comparación con los modelos clásicos podríamos ahorrar hasta el 70% de agua por lavado. Podemos encontrar también lavadoras de carga frontal y de carga superior de bajo consumo, pudiendo ahorrar entre el 30 y el 40 % del consumo de agua por lavado.



LAVAVAJILLAS

Con el lavavajillas pueden aplicarse unos criterios similares a la lavadora. Si no tenemos, podemos llenar un poco el fregadero con agua y jabón y lavar todos los platos a la vez. Después los podemos enjuagar sin abrir el grifo al máximo. Así podríamos ahorrar el 25% del consumo de agua por lavado.
El lavavajillas sólo debe utilizarse cuando esté lleno, si no estaremos desperdiciando unos 25 litros (según el lavavajillas).
En caso de comprar un lavavajillas nuevo, mejor buscar uno de bajo consumo; podríamos ahorrar entre el 20 y el 40 % del consumo de agua por lavado.



LA LIMPIEZA DE VEHÍCULOS

No utilicemos la manguera para lavar el coche, ya que puede consumir hasta 350 litros de agua. Lo más recomendable es llevarlo a un túnel de lavado, ya que allí disponemos de instalaciones que reciclan el agua y consumen hasta unos 35 litros.
Si no, procuremos lavarlo con una esponja y un cubo para ahorrar agua (50 litros para una limpieza).
La limpieza de su coche una vez al mes es ampliamente suficiente.



EL RIEGO

Riega el césped cuando la temperatura es más fresca para minimizar la evaporación (muy temprano o bien al anochecer). En el jardín puede instalar un programador de riego que se fija al grifo y permite escoger el momento (a primera hora de la mañana o al atardecer) y la frecuencia de dicho riego.
Evita regar en los días de fuerte viento.
Si tienes jardín debes incorporar las especies vegetales que mejor se adapten al clima en cuestión, puesto que consumiremos menos agua. En todo caso controla el riego, el consumo de agua se dispara.
Es aconsejable reducir las zonas de césped porque es el gran consumidor de agua en los jardines modernos (del orden de 6 l/m2 y día durante los meses de verano en las zonas interiores de España). Es conveniente dejar crecer el césped 5/6 cm, así necesitará menos agua. Se puede reducir la superficie dedicada al césped sustituyéndola por plantas tapizantes, o árboles y arbustos cuyas exigencias de riego son mucho menores. Se pueden también recubrir superficies del jardín con materiales como piedras, gravas, cortezas de árbol, etc. Es una de las técnicas más eficaces para reducir las pérdidas de agua por evaporación, al tiempo que se logra un agradable efecto estético.
Se debe utilizar uno de los tres sistemas de riego más empleados en la jardinería de bajo consumo de agua: el riego por aspersión, el riego por goteo o el riego por exudación, regulando los difusores, aspersores y goteros a las necesidades.
La limitación del empleo de fertilizantes en verano permite disminuir la demanda de agua de las plantas.
También puedes recoger agua de lluvia para regar las plantas.



EL AIRE ACONDICIONADO

En el mercado existen numerosos sistemas de aire acondicionado para el enfriamiento de casas particulares (acondicionadores de ventana, móvil, Split móvil, Split fijo…).
El enfriamiento se hace al utilizar el agua o el aire para condensar.
Los últimos son los más habituales y, por tanto, no dependen del suministro del agua y evitan así los problemas asociados con ella como incrustaciones calcáreas o corrosión.
El cualquier caso, seleccione el que menos energía consuma y exija que no utilice gases que atacan la capa de ozono como los CFCs (gases ya prohibidos) o los HCFCs (reducción progresiva de producción hasta el año 2010).
Como consejos para mejorar la eficiencia de su sistema de aire acondicionado, use en lo posible doble vidrio o vidrios especiales, que permitirá un buen aislamiento con el medio externo, tanto en calefacción como en aire acondicionado; no debe mantener una diferencia de temperatura superior a los 10/12°C entre la temperatura exterior y la que se produce en el interior con aire acondicionado; no exigir mucho frío al acondicionador de aire al momento de ponerlo en marcha puesto que no refrescará la habitación más rápidamente sino que sólo gastará más energía; limpiar o reemplazar los filtros periódicamente, de lo contrario el ventilador trabaja más, consume más energía y puede ser un foco de contaminación distribuyendo el polvo y la suciedad acumulados en toda la casa; limpiar regularmente la bandeja de drenaje, para evitar también un foco de contaminación.








LA CALIDAD DEL AGUA

Hay muchos productos que vertemos por el fregadero que son de difícil eliminación o nocivos (la pintura, el aceite, los productos de limpieza, los disolventes, etc.). Un solo litro de aceite mineral puede contaminar 10.000 l de agua. Por lo tanto, debemos separarlos y llevarlos al centro de recogida o a los puntos verdes. El vinagre o el bicarbonato son muy buenos desatascadores. Asimismo, existen pinturas, barnices y disolventes ecológicos, que no son tan nocivos, pero que deben llevarse también al centro de recogida. Podemos utilizar detergentes sin fosfatos, y blanqueadores a base de percarbonatos, en vez de lejía.



OTROS CONSEJOS


A la hora de limpiar la casa, piensa en todo aquello que podemos hacer sin agua.
Bebe el agua del grifo y libra el medio ambiente de las botellas de plástico. Si compras agua embotellada vuelve a usar las botellas o compra botellas mayores.
Cuando limpies tu acuario usa el agua que has sacado de él para regar las plantas. El agua rica en nitrógeno y fósforo proporciona fertilizantes eficientes. En general nunca tires agua que pudiera ser usada para otra cosa.
Barre antes de fregar. Fregaremos mejor el suelo y ahorraremos agua.
El agua de limpieza de la fruta y las verduras la podemos utilizar también para regar las plantas.
A la hora de descongelar alimentos, evita hacerlo poniéndolos bajo el chorro de agua. Usa la nevera sacándolos la noche anterior.
Para la limpieza de las calles y patio del jardín el empleo de una escoba y un recogedor permite ahorrar hasta 200 litros frente a una limpieza con manguera.
Mantén limpio tu barrio, recicla y no tires cosas al suelo ni lo ensucies. Así estarás ahorrando agua.
Si vas a construir una piscina, primero debeun diseño adecuado basado en la creación de zonas de sombra y un lugar protegido del viento para permitir reducir las pérdidas por evaporación. Para optimizar el consumo de agua en las piscinas, la profundidad del vaso no debe ser muy elevada. Es conveniente, además, construir la piscina con un canal perimetral que recoja el agua de las salpicaduras. Debe revisarse la instalación, una vez construida la piscina, para detectar las posibles fugas. Cuide la piscina también en invierno para no tener que vaciar la piscina. La instalación de un cobertor es una de las medidas más eficaces para reducir el consumo de agua en una piscina. Por un lado, pueden llegar a reducir la evaporación hasta un 70 % y, por el otro, evitan las heladas en invierno y la entrada de materia orgánica. Podemos encontrar, por lo tanto, cobertores de verano y de invierno. Se recomienda instalar equipos de filtración con bajo consumo de agua en lavados y equipos de prefiltrado eficientes, a fin de efectuar el tratamiento químico adecuado y continuo, tanto en la temporada de verano como en la de invierno. También se pueden instalar mecanismos para reutilizar el agua de los lavados para otros usos guardándola en un depósito.
Enseña a los niños a tener conciencia sobre el buen uso del agua. Ellos pueden colaborar mucho y así formamos buenos ciudadanos para el mañana.












Regreso al contenido | Regreso al menu principal